de Carlo Goldoni

Teatre Nord de la Ciutat, 1982 ?

 
 

DIRECCIÓ: Alfred Luchetti ADAPTACIÓ: Joaquim Cardona
TRADUCCIÓ: Joan Oliver ESCENOGRAFIA i VESTUARI: Montse Amenós
INTÈRPRETS: [El Mentider Teatre] Lourdes Barba, Jordi Bosch (Silvi), Montserrat Calsapeu, Norbert Ibero, Francesc Lucchetti, Blai Llopis, Josep Madern, Rosa Morata, Albert Moya, Quico Romeu, Boris Ruiz, Pep Sais
 

UNA ELECCIÓN POCO AFORTUNADA [Joan de Sagarra: La Vanguardia, 03/07/81] (< estrena al Grec'81)

El Collectiu Ignasi Iglésias presenta en los jardines de la Casa de Caritat —del 30 de junio al 4 de agosto— "El criat de dos amos", de Goldonl, traducción de Joan Oliver y adaptación de Joaquim Cardona. El Col·lectiu está formado por Lourdes Barba, Montserrat Calsapeu, Rosa Morata, Francesc Lucchetti, Boris Ruiz, Josep Madern, Josep Sais y Quico Romeu. La dirección la firma Alfred Lucchetti.
Ignoro los criterios que habrán seguido los miembros del comité seleccionador del Grec 81 para incluir este espectáculo en la presente programación. Los ignoro y confieso que me agradaría conocerlos. Porque, francamente, me sorprende —como supongo sorprenderá y desorientará al público potencial del Grec— el que luego de ver un espectáculo, "Lucelle", en el que se planteaba de una manera crítica, imaginativa, la posteridad, inmnediata y no tan inmediata, de la Comedia dell’Arte, se nos proponga otro, "El criat de dos amos", que viene a ser la imagen negativa de «Lucelle»: todo lo que hay de originalidad, de malicia, de poesía y de planteamiento crítico en este espectáculo ha desaparecido en "El criat de dos amos".
Pienso que "El criat de dos amos" ha sido elegido por el Col·lectiu Ignasi Igléslas sin otra intención que la de mostrar un espectáculo divertido, que haga pasar un rato agradable a un público lo más mayoritario posible. Y tal vez lo consigan, a pesar de ciertos errores, algunos notables. Como la escasa credibilidad de Lourdes Barba en el intento de hacerse pasar por el hermano de Beatriu. Para colmo, su supuesta prometida, Clarissa, y su cortejador, Silvi, parecen, al lado de Beatriu, los gigantes de la ciudad. Cada "tipo" va por su lado; los más, exageran, sin razón, la farsa, y sólo parecen interpretar un mismo espectáculo en los »cuadros» cuando se encienden y apagan las luces. No se puede decir que el trabajo no tenga ritmo, al contrario, pero por desgracia hay momentos, demasiados, en lo que se oye mucho mejor el ruido que hacen los calzados al recorrer el tablado de la farsa que las mismas palabras de los actores.
Sinceramente, no creo que esas honestas y respetables intenciones del Col·lectiu, sumadas a los pobres resultados obtenidos, sean suficientes como para programar este espectáculo en el Grec. Es poca cosa, muy poca cosa, y más si se tiene en cuenta el currículum y los méritos, innegables, de algunos de sus intérpretes.
Al margen de ese triste Goldoni que presencié la noche del miércoles en compañía de unes treinta personas, es de justicia señalar que esos "jardines" de la Casa de Caritat son una buena elección. Si en vez de las mortificantes sillas de pinza, los señores del Ayuntamiento nos facilitasen unos asientos más cómodos, estoy convencido de que podríamos pasar unas buenas veladas en ese rincón sin ruidos, sin la humedad del Grec, rodeados de cuatro hermosos plátanos y viendo, eso sí, un mejor teatro".

 
 

Web Quico Romeu - dades i dues fotografies de l'espectacle

teatre menú principal

© La pàgina d'en Jordi Bosch