de William Shakespeare

 

Teatro de la Comedia (Madrid), 17-06-1980

gira per Catalunya, 11-11-1980

 
 

DIRECCIÓ: Pere Planella ESPAI ESCÈNIC i VESTUARI: Montse Amenós i Isidre Prunés
VERSIÓ: Terenci Moix  
INTÈRPRETS: Francesc Albiol, Muntsa Alcañiz, Francesc Balcells, Enric Benz, Jordi Bosch, Enric Casamitjana, Daniel Esteban, Josep Madern, Enric Majó, Joan Miralles, Pep Munné, Joan Ollé, Bartomeu Olzina, Polac, Juanjo Puigcorbé, Boris Ruiz, Montserrat Salvador, Lluís Torner
 

cartells de Madrid   caricatura
 

Rotundo éxito de Terenci Moix, con su versión del "Hamlet", de Shakespeare [Julio Trenas: La Vanguardia - 19/06/80]

"Hamlet", en una excepcional versión del Teatre Itinerant Catalá [Hermínio Pérez Fernández: ABC - 22/06/80]

 

ECOS DE "HAMLET" EN MADRID [La Vanguardia - 28/06/80]

Las representaciones en Madrid de «Hamlet», en versión catalana de Terenci Moix y con Enric Majó en el papel protagonista, han merecido grandes alabanzas por parte de los medios de comunicación de la capital. La crítica se ha hecho eco del rotundo triunfo conseguido por esta embajada del teatro catalán.

En este sentido, Enric Majó ha recibido la oferta de interpretar en castellano y en la traducdón de Moratín, la obra Hamlet, Príncep de Dinamarca, que en la traducción a catalán de Terenci Moix, y con dirección de Pere Planella se ha representado durante una semana en el Teatro de la Comedia de la capital. En este mismo escenario, Enric Borrás interpretó su famosa creación de Manelic en la Terra Baixa, de Guimerá.

La interpretación de Majó, la traducción de Moix y la dirección de Planella se han hecho acreedoras de los más encendidos elogios en la prensa madrileña, con la sola excepción de El Imparcial.

El prestigioso crítico don Antonio Valencia escribe en la Hoja del Lunes: "Es un ejemplo que el teatro catalán nos haya ofrecido la mejor lección clásica española de este tiempo... Enric Majó dio a su papel, en la dicción, el tono y sobre todo en el gesto una dimensión inhabitual; una aproximación apasionante de la compleja humanidad del gran personaje, que merece nuestro más fervoroso aplauso. Artista que ha realizado esta interpretación, se proyecta a la primera línea del teatro...".

El diario Ya titula significativamente su crítica: "Shakespeare como se merece", y explica: "Los catalanes han dado una lección de teatro en Madrid. Pocas veces hemos visto un Shakespeare tan bien tratado y tan bien entendido. No se les olvidará a los buenos aficionados al teatro este Hamlet... Muntsa Alcañiz se mostró de nuevo como la prodigiosa actriz que es, desbordante de sensibilidad. Enric Majó es un Hamlet anticonvencional, palpitante, débil y repleto de la fuerza, la furia y el poder de destrucción del débil dispuesto a vengar... Una ceremonia que devuelve la fe en el teatro".

Basilio Gassent, en el espacio crítica de teatro en Radio Madrid destacó que el espectáculo "es una maravilla de translación, empleando en todo su valor lo que constituye la gran verdad del teatro: la palabra. Enric Majó, en Hamlet, recuerda en muchos momentos —y lo digo como un elogio— al mejor intérprete de Shakespeare en Inglaterra: Sir Laurence Olivier. Majó dio una lección de buen teatro. En la obra tiene siete soliloquios, siendo el 'Ser o no Ser' el más famoso de todos, y el que arrancó aplausos cerrados (si bien todos fueron dichos magistralmente, en esa gran aria que son todos ellos). En su meditación en el cementerio, ante la calavera de Yorick, volvió a estar inmenso...". Y acaba diciendo: "Vayan, porque verán teatro con mayúsculas, que tanta falta nos hace...".

La exigente crítica de A.B.C., firmada por Pérez Fernández escribe: "Esfuerzo realmente gigante de este admirable conjunto de artistas catalanes. Junto a la labor creadora de Moix hay que situar, inmediatamente después, el inteligente esfuerzo del director Pere Planella y de los escenógrafos Amenós y Prunés... La elección de un actor de la talla de Enric Majó fue, indudablemente, uno de los mayores aciertos de esta apasionante versión catalana de 'Hamlet'... Majó se ha volcado de tal forma en su trabajo que bien puede decirse que no interpreta, sino que vive en toda su profundidad, en toda su versatilidad
arrolladora la terrible tragedia del príncipe".

Eduardo G. Rico, en Pueblo, escribe: "Este Hamlet viene a romper una tradición interpretativa. Los Hamlet que antes hemos contemplado se ajustaron siempre a un esquema hierático, sujeto a unas convenciones generalmente aceptadas. Moix, Planella y Majó lo bajan a la tierra en una saludable operación desmitificadora...". Y termina su crítica diclendo: "No se puede pedir más. El estreno, al que asistió Jordi Pujol, fue un gran éxito. Es una lástima que nos haya llegado al final de la temporada".


teatre menú principal

© La pàgina d'en Jordi Bosch