de Roger Vitrac

Teatre Romea, del 2 al 3 de juny de 1979

Teatre Nord de la Ciutat, del 14 de novembre al 9 de desembre de 1979

 
 

DIRECCIÓ: Santiago Sans TRADUCCIÓ: Juana de Oleza i Santiago Sans
VERSIÓ: Oriol Vergés  
INTÈRPRETS: [Teatre del Boulevard] Lourdes Barba, Jordi Bosch (general), Esther Farré, Joan Matas, Marta Molins, Boris Ruiz // [Col·lectiu Ignasi Iglésias] Lourdes Barba, Jordi Bosch (general), Montserrat Calsapeu, Núria Duran, Francesc Lucchetti, Marta Molins, Boris Ruiz, Carles Sales, Judith Vinyoles
 

LOS NIÑOS AL PODER
Y mientras, en el bar Codina, del Torrent de l'Olla (carta cantada y tapas variadas) toma copetines, tras un ensayo, estaba la compañia Teatre del Boulevard, que mañana presenta en el Teatre Nord de la Ciutat (TNC) de Sant Andreu 'Víctor o els nens al poder'. El dire es Santi Sans, que nada tiene que ver con el humorista, del que es físicamente el revés de la medalla. «Y sin embargo, un día le pegaron una bofetada en las Ramblas porque le confundieron conmigo», me dice.
En el reparto, Nuria Durán, que es una pedómana, una dama en descomposición, que no para de soltar ventosidades. «Pedos, sí, pero los suelta con elegancia». Y Francesc Luchetti, convencionalmente un niño de nueve años con dos metros de altura, un personaje de gran personalidad rodeado de tipos mezquinos, el que rompe la comedia, que sin él sería puro teatro de boulevard.
Y Carles Salas y Lourdes Barba, padres del fenómeno (Judith, hija real de la Lourdes), y en la ficción de Marta Molins y Boris Ruiz, que tiene ocho años y tales aparenta. Y un general francés cargado de medallas, Jordi Bosch, y Montse Calsapeu, una criada muy curiosa y que no iba a faltar en el ritual de la comedia como no faltará la concha del apuntador «Es -me apuntan- una pieza muy divertida que acaba muy mal, una tragedia con atmósfera de vodevil». [El Periódico - 13/11/79]

 

VÍCTOR O ELS NENS AL PODER [J. L. Corbet: La Vanguardia, 17/11/1979]

Con ocasión de la primera campaña de teatro de "la Caixa", una de las obras presentadas en la ronda final, que tuvo lugar en el Teatro Romea y más tarde en gira por Catalunya, fue este "Víctor o els nens al poder", de Roger Vitrac por el grupo "Teatre del Boulevard", formado exclusivamente para aquel montaje.
En su momento, en el pasado mes de junio, ya comentamos este montaje, subrayando como la obra de Vitrac había tardado casi medio siglo en llegar a un escenario catalán, cubriendo un período de abstinencia mucho mayor que el formulado por los propios franceses que le dieren una pésima acogida a esta obra, la aceptaron un par de décadas después, para verla convertida casi en un clásico del teatro francés en estos momentos, como ocurriría con las obras de Jarry, no menos malditas.
Ahora, Víctor, una comedIa demoledora sobre la crisis de la sociedad occidental, y cuya validez se hace evidente con el paso del tiempo, ha sufrido algunos cambios en el reparto, y se ha instalado en el Teatre Nord de la Ciutat, como el primero de los estrenos de esta temporada en aquel local, incorporando elementos del Col·lectiu lgnasi IglesIas que, junto a "L’ou nou" son las dos formaciones que alteman en la programación de aquel local de Sant Andreu.
Los nuevos elementos son Francesc Lucchetti, quien ha sustituido a Joan Matas en el papel de Víctor, Carles Sales, Montse Calsapeu y Núria Duran, mientras permanecen del reparto original, Lourdes Barba, Boris Ruiz, Marta Molins y Jordi Bosch. Y hay aún un cambio al que hemos querido reservar un espacio particular, ya que se trata de la presencia de Judit Vinyoles, una auténtica niña para incorporar el papel de Esther que en la fecha del estreno llevaba adelante Esther Farré. Judith, conservando todo su encanto de una auténtica niña, se ha incorporado dentro del juego escénico con una precisión de notable actriz, y ha conseguido robar el papel protagonista a todos sus compañeros de reparto. Aunque ello, a fin de cuentas, vaya en detrimento del clima teatral, ya que el público, por lo menos el público de la noche del estreno, una parte importante del cual conocía prevlamente la niña, estuvo más atento a su interpretación que a la incidencia del personaje dentro de la trama argumental.
Una trama que se desarrolla en el clima y el lenguaje del teatro de boulevard, con la intención de estallar en el momento más adecuado con una tremenda fuerza destructora de estructuras sociales que aún siguen existiendo.
"Victor o els nens al poder", traducida por Juana de Oleza y Santiago Sans y dirigida por éste con "alevosía y maldad" para que en todo momento se haga transparente la intención del autor, merecía esta revisión y una mayor permanencia en cartel que los cuatro días que estuvo en el Romea. Por ello abrir la temporada del TNC con esta revisión nos parece un acierto notable, al margen del convencimiento de que este espectáculo es el mejor que ha ofrecido, hasta ahora, el Col·lectiu lgnasi Iglesias.

 
anunci

teatre menú principal

© La pàgina d'en Jordi Bosch